GreenHopping: La extraordinaria historia de Catherine Cuello

Después de un viaje de diez horas desde Roma hasta Nueva York, Catherine Cuello aterrizaba en el aeropuerto de JFK casi desmayada. Con ayuda de una amiga, logró montarse en un taxi, y buscaron asistencia médica de inmediato. Corría el mes de junio del 2012, y poco tiempo después de haber ingresado a la clínica, se encontró en una camilla esperando a ser operada de emergencia. La operación, le dijeron, era exploratoria, y no se sabía con certitud cuál sería el resultado. Con sólo veinticinco años, y observando la anestesia bajando por el catéter que estaba anclado en su brazo, el temor de lo posible le era crudamente palpable. De repente, y sumida en la más enorme de las incertidumbres, perdió el conocimiento.

Cinco horas después, mientras volvía a resurgir de la oscuridad de su inconsciencia, se armó de coraje, y preguntó: “¿qué me hicieron?”. El tiempo que transcurrió desde que enunció la pregunta hasta que finalmente se la respondieron le pareció eterno. “Catherine, lamentamos decirte que tuvimos que extirparte uno de tus ovarios junto a veintisiete nódulos linfáticos para poder extraerte los quistes. La buena noticia es que ya tu cuerpo está totalmente libre de malignidades. Por favor descansa, que cuando te mejores, analizaremos las vías para prevenir un relapso”, dijo su doctora.

Aquel día marcó un antes y un después en la vida de Catherine. Después de largas semanas de reflexión y un libro llamado “Cáncer, Sexy y Loco”, de la autora estadounidense Kris Carr, Catherine decidió dejar atrás la medicina convencional, y de un día para otro, cambió su dieta radicalmente. Como ella misma me explica, “solo me tomó esa leída para saber que la medicina convencional no era para mí, y justo después de terminar el libro, me embarqué en una dieta cruda vegetariana acompañada de seis jugos verdes todos los días para evitar tratamientos convencionales preventivos. Unas semanas después de haber iniciado la dieta, comencé a sentirme más energética y con muchísima más claridad mental. Me pareció increíble el efecto que la comida había tenido sobre mi cuerpo durante tantos años, y al día de hoy, llevo una dieta 100% limpia en el sentido de que no como nada procesado, empaquetado, con carne, lactosa o azúcar. Mi dieta es pura frutas, vegetales crudos, nueces, granos como el arroz rojo, negro o quinoa, y legumbres como las habichuelas, las favas, y las habas, todas preferiblemente germinadas. Cuando me apetece algo dulce, sólo como chocolate negro, dátiles, o dulces hechos con nueces crudas y frutas”.

Una tarde, mientras Catherine y su prometido Alfred Fuente se cansaban de buscar por entre las calles de Nueva York algún lugar que pudiera satisfacer sus necesidades dietéticas, una gran idea les vino a la mente. “Mientras andábamos perdidos en esta enorme ciudad en busca de comida sana, ideamos una aplicación para celulares que nos permitiera localizar bares de jugos verdes, comida orgánica, y platos hechos a base de plantas”, explica la emprendedora. “De ahí nació ‘GreenHopping’, una aplicación para celulares que facilitaría la odisea que pasamos aquella tarde buscando que comer. De inmediato, comenzamos a ejecutar la idea, y aunque no teníamos experiencia en diseño de aplicaciones, armamos un equipo de programadores, y en unos meses ya teníamos el primer demo de la aplicación.”

Desde su lanzamiento en enero de este año, GreenHopping ha tenido una respuesta muy calurosa del público estadounidense. Catherine y su equipo han sido entrevistados por decenas de revistas y canales de televisión, incluyendo la revista Vogue, CBS, FOX, Cosmopolitan Magazine, People en español, Fitness Magazine y CBS; y en poco tiempo, la aplicación ya se ha extendido a ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Dallas, Austin, Miami, Chicago, Washington D.C., y Boston. “Hemos puesto la comida saludable en el mapa”, comenta Catherine. “Literalmente”.

Como toda gran luchadora, Catherine transformó el momento más difícil de toda su vida en un instrumento para combatir el oscurantismo gastronómico que afecta a millones de personas en todo el planeta. Su lucha para ayudar a las personas que ya han despertado al poder de la buena alimentación no termina allí, sino que también está buscando concientizar a comunidades que todavía siguen luchando con enfermedades preventivas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, los grandes asesinos de la medicina moderna. Recientemente fueron invitados a la Casa Blanca para reunirse con el equipo de Let’s Move de la Primera Dama, Michelle Obama, una iniciativa que busca combatir la obesidad en los Estados Unidos. Su fuerza y su perseverancia vienen a confirmar una vez más que de las grandes crisis surgen las grandes oportunidades, aquellas que no solo son capaces de transformarnos a nosotros mismos, sino a todos aquellos que iluminemos con la luz de nuestro nuevo acontecer. Como nación, debemos sentirnos sumamente orgullosos por el trabajo que Catherine está haciendo más allá de las fronteras de nuestra isla, y esperar que algún día nuestras ciudades sean añadidas a su magnífica aplicación.

Nota: Catherine es estudiante de posgrado en la Universidad de Nueva York (NYU), y recién fue seleccionada para presentar GreenHopping en Tech Week New York, una de las plataformas de tecnología e innovación mas reconocidas y competitivas para presentar ideas que ayudan encontrar soluciones a problemas sociales. Para apoyarlos, pueden seguirlos por las redes sociales @GreenHoppingApp, visitar su página web en www.greenhoppingapp.com o descargar la aplicación gratuitamente en la tienda de iTunes o Google Play.

Comment